Ahora que éste ya ha quedado atrás,

en esta noche mágica en que todos los sueños se concentran en estos otros,

en A Fin de Cuentos te deseamos que llegen cargados de juguetes y muchos, muchos, buenos libros.